Ir a conciertos cada 15 días nos hace vivir más, dice un estudio

De acuerdo a un nuevo estudio sobre los efectos de los conciertos en la salud, ir cada 15 días a uno nos hace más felices y nos hace vivir más. De hecho, ¡nos hacen vivir casi una década más! Mira los detalles:

Los resultados del estudio

En pocas palabras, los científicos del estudio afirman que ir a conciertos cada 15 días nos hace más felices. Y, al ser más felices, nuestra expectativa de vida aumenta en casi una década. ¿Suena demasiado cierto para ser verdad?

Los curiosos resultados fueron obtenidos a través de un estudio de Patrick Fagan, de la Universidad Goldsmiths de Londres, en colaboración con la empresa británica O2.

¿Cómo le fue a los voluntarios?

Para esta investigación, varios voluntarios fueron estudiados a través de pruebas psicométricas y de frecuencia cardíaca. Las mediciones fueron hechas durante actividades físicas suaves, como pasear al perro, hacer yoga y asistir a conciertos.

Los resultados fueron demoledores: los voluntarios que fueron a conciertos aumentaron un 25 % su autoestima y su sentimiento de cercanía con los demás. Además, su estimulación mental aumentó en un 75 %.

«Nuestra investigación muestra el impacto profundo que tienen los conciertos en los sentimientos de salud, felicidad y bienestar, con la asistencia quincenal o regular como la clave», afirma el psicólogo Fagan, autor del estudio, según The Independent. «Combinando todos nuestros hallazgos con las investigaciones de O2, llegamos a la idea de que un concierto por quincena podría abrir el camino a casi una década más de vida».

Fagan es un psicólogo especializado en consumo, marketing y psicología del comportamiento. O2 es un servicio de telecomunicaciones británico que pertenece a la multinacional española Telefónica, uno de los servicios de telecomunicaciones más grandes del mundo.

Lamentablemente, el estudio no aclara determinados detalles, como si el género musical del concierto importa, o si hace falta meterse en el centro del pogo.

¿Alcanza con bailar sobre un costado o debemos meternos entre la muchedumbre? ¿Sirven los conciertos de Justin Bieber? ¿Qué tal Ricardo Arjona?

Sea como sea, los resultados son encantadores. Tal vez no necesitábamos una excusa para ir a conciertos más seguido, pero, ¡qué excusa tan increíble! ¿Comenzarás a llevar a cabo esta terapia?